coral

Los arrecifes de Coral

coral

Los Arrecifes de Coral

Uno de los sistemas más complejos y bellos del planeta, así como el hogar de infinidad de especies marinas, son Los arrecifes de coral. Pero, por la acción directa e indirecta del ser humano, desafortunadamente, están desapareciendo en gran parte  debido a la contaminación, la sobre explotación y la crisis climática.

Muchos son los informes que se han ido realizando, trabajo de campo de la comunidad científica  realizado durante 2019 en los que  pudimos conocer aún más sobre el estado actual de los arrecifes de coral y las personas que dependen de ellos. Y aunque gran parte de la información es alarmante, sabemos que aún hay esperanza.

El Calentamiento Global afecta de una forma exponencial al Océano.

El Calentamiento Global afecta de una forma exponencial al Océano, produciendo un aumento de la temperatura que perjudica seriamente la supervivencia de muchas especies de corales.

La situación es alarmante, en Septiembre del 2018 en el Panel Intergubernamental del Cambio Climático de la ONU se advirtió que aún cuando los gobiernos logren reducir las emisiones y limitar el aumento promedio de la temperatura global a 1,5ºC  – algo a todas luces muy cuestionable y optimista a la luz de los compromisos actuales – se podría perder entre el 70 y el 90% de los arrecifes tropicales de coral para el año 2100. Si el calentamiento alcanza los 2º C, casí ningún arrecife sobrevivirá.

Es fundamental recordar el reto que tenemos por delante. No conocemos la repercusión que puede tener  a todos los niveles la desaparición de una parte o del total de los Arrecifes de Coral, pero evidentemente se augura a que el impacto para el Medio Ambiente y para los ecosistemas marinos puede ser demoledor.

Los arrecifes de coral están siendo hervidos vivos”, asegura Gabriel Grimsditch de la división de ecosistemas marinos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Grimsditch se refiere a que el aumento de las temperaturas del océano, una consecuencia del calentamiento global y a su vez las actividades humanas tales como la emisión de gases de efecto invernadero, está literalmente matando los arrecifes de coral.

“Los corales son muy sensibles a los cambios de temperatura en el agua, en el mar, y viven en una simbiosis con unas algas microscópicas que viven dentro de ellos y les dan energía. Cuando la temperatura sube demasiado, esta simbiosis que da vida y energía al coral se rompe. Y cuando se rompe es como una fiebre en los humanos, el coral está muy estresado, está muy débil y pierde su color y se blanquea. En esta situación el coral puede morirse muy fácilmente y vemos que hay muchos corales que cuando se blanquean sobreviven unos días, unas semanas, a lo mejor unos meses, pero en muchos casos pierden la vida”, explica Grimsditch.

“Son realmente super ecosistemas, los llamamos las células tropicales del mar, porque son tan ricas en biodiversidad y son muy valiosas. Son un activo natural increíble pero no los estamos tratando con cuidado”, dice el experto.

 

 

arrecife coral

 

Las amenazas locales debilitan aún más a los arrecifes

 

Otro de los problemas que estamos viendo, es la incidencia Los arrecifes de coral también están desapareciendo debido a problemas locales como la contaminación de las escorrentías y las prácticas de pesca perjudiciales. Estas amenazas contribuyen a que los arrecifes tengan menor capacidad de resistir el calentamiento y las aguas acidificantes producto de la crisis climática.

La pesca de encierro, técnica comúnmente utilizada por las comunidades costeras tropicales para atrapar peces indiscriminadamente en los cambios de mareas, están ocasionando más daño a los ecosistemas de arrecifes de coral de lo que se pensaba anteriormente. El número de peces de arrecife disminuyó aproximadamente a la mitad en algunos lugares debido a la pesca de encierro, método que captura especies vulnerables y a los peces más pequeños.

Los arrecifes de coral, que muchos solo han visto a través de fotografías multicolor o documentales televisivos, no son vegetales sino animales, concretamente animales coloniales llamados zooides o pólipos. Las colonias se forman con cientos de miles de individuos y pueden alcanzar tamaños descomunales.

Como explica Grimsditch, las microalgas que viven en simbiosis adentro de los corales comparten con ellos la energía que obtienen a través de la fotosíntesis, por lo que estos necesitan vivir en aguas claras y poco profundas con mucha luz.  Con algunas excepciones, no se encuentra coral a más de 50 metros de profundidad.

Todavía hay esperanza, dice Grimsditch, “los corales formadores de arrecifes han estado en la tierra durante cientos de millones de años, e incluso han sobrevivido a la extinción de los dinosaurios, son muy resistentes a los golpes y los traumas, pero necesitan las condiciones adecuadas para recuperarse y volver a crecer. La actividad humana es una gran influencia en estas condiciones, y si lo hacemos bien podremos tener arrecifes de coral saludables en el futuro”.

Hay muchas cosas que se pueden hacer el día a día para proteger a los corales, asegura el experto. En primer lugar, llevar estilos de vida más sostenibles y tomar todas las medidas necesarias para reducir nuestras propias emisiones de los gases que causan el cambio climático.

“Podemos también aprender más sobre esta crisis de los arrecifes de coral, educarnos y aumentar la conciencia de nuestros amigos y familiares. Podemos también averiguar como uno puede involucrarse en proyectos de conservación y podemos apoyar a los políticos que tienen las mejores políticas ambientales y climáticas”, dice.

Desde Somos Trybu os invitamos a hacer una profunda reflexión sobre de qué manera podemos ayudar a reducir nuestra huella de carbono, nuestra contaminación ambiental y como podemos involucrarnos en Proyectos Medio Ambientales de mejora en nuestro entorno.

Vía ONU. WWF

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario