HUELLA DE CARBONO: CONOCE CUÁNTO CONTRIBUYES AL CAMBIO CLIMÁTICO

¿Qué es la Huella de Carbono?

Es un indicador ambiental que pretende reflejar «la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto». Tal impacto ambiental es medido llevando a cabo un inventario de emisiones de GEI o un análisis de ciclo de vida según la tipología de huella, siguiendo normativas internacionales reconocidas, tales como ISO 14064, ISO 14069, ISO 14067, PAS 2050 o GHG Protocol entre otras. La huella de carbono se mide en masa de CO2 equivalente. Una vez conocido el tamaño y la huella, es posible implementar una estrategia de reducción o compensación de emisiones, a través de diferentes programas, públicos o privados.1

Claves para entender la Huella de Carbono

Cada uno de nosotros deja una Huella de Carbono en el planeta según el consumo y tipo de hábitos que realicemos día a día. Es importante conocer en qué medida el impacto que producimos marca en un sentido u otro, y como podemos reducirlo de cara a minimizar al máximo la huella.

¿Cómo saber cuál es nuestra Huella de Carbono?

Para conocer qué huella de carbono deja un producto, se analizan todas las actividades de su ciclo de vida: conseguir las materias primas, fabricación, transporte, uso, y su gestión ya como residuo.

Para saber cuál es exactamente la huella de carbono que cada uno dejamos al planeta, las “calculadoras” de huella de carbono se encargan de valorar nuestros hábitos en cuanto a consumo de energía: en el hogar (electrodomésticos, etc.), en el transporte (cuánto consume el coche, cuántos km realizamos, etc.) y en los hábitos de consumo o residuos (si consumimos alimentos ecológicos o de producción cercana, envasados, si reciclamos, etc.).

¿Cómo reducir la Huella de Carbono?

Además de la calculadora de huella de carbono para conocer con más exactitud cuánto CO2 generamos, reducir el consumo en líneas generales es lo más eficiente para ahorrar emisiones al planeta. Reducir la adquisición y el uso de productos, reutilizar y reciclar, es la mejor vía para ello. Las famosas 3 erres de la sostenibilidad, son la guía para reducir la huella de carbono.

Con esta calculadora medimos nuestra huella de carbono que no es lo mismo que nuestra huella ecológica, ¿verdad?

La huella de carbono es una parte de la huella ecológica, que incluye la huella hídrica y otros impactos ambientales. La huella ecológica tiene un significado más borroso. La huella de carbono es un concepto científicamente más sólido porque se mide en unidades de CO2. Hablamos de kilos de dióxido de carbono por producto (para lo que hay una metodología mucho más desarrollada, con estándares internacionales para su cálculo) y que es la medida que se usa en los convenios jurídicos sobre el cambio climático que establecen los derechos de emisión.

¿Es un observatorio hacia el ciudadano o pretende también prescribir a nivel institucional?

Lo concebimos para la educación y concienciación del ciudadano, a fin de que tenga en cuenta el impacto de lo que consume y su estilo de vida, en cuanto a alimentos, transporte, ropa, tecnología… Buscamos que sea precisa y que sitúe al usuario en un contexto. Cada persona podrá darle un valor a su huella de carbono, ya que le brinda un informe personalizado de los ámbitos en los que esa huella excede la media nacional o de su grupo, a fin de poder reducirla. Por ahora, está claro que el consumo tiene un impacto muy importante, y especialmente el de la comida: por ejemplo, las dietas con carne de vacuno tienen huellas más altas. También los viajes en avión…

¿Cómo se calcula la huella de carbono de una persona?

Para que una persona pueda descubrir cuál es el impacto que tiene sobre el planeta existe un método de cálculo accesible a todo el mundo e ideado por el ingeniero francés experto en cambio climático Jean-Marc Jancovici.

Este método incluye multitud de variables que recogen datos cotidianos del usuario para calcular cuál es el nivel de emisiones de CO2 directas e indirectas que su actividad supone. El cuestionario se encuentra dividido en cuatro partes y a cada una de estas partes le corresponde ¼ de las emisiones totales del individuo: alojamiento, transporte, alimentación y consumo.

Siguiendo este modelo, existen diferentes opciones para calcular la huella de carbono de una persona, como por ejemplo este de la empresa inglesa Carbon Footprint, avalado por la normativa ISO, Sustainable Business Network e IEMA (Institute of Environmental Management and Assessment).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario