Cambio Climático. La temperatura en mares y océanos

Deshielo

La acumulación de gases de efecto invernadero es la causa principal del aumento de las temperaturas. El año 2018 fue con toda probabilidad el más cálido por lo que se refiere a la temperatura de los océanos. La acumulación de gases de efecto invernadero (como el dióxido de carbono) en las aguas marinas está provocando y provocará a medio plazo un aumento de las temperaturas superior al estimado por la mayoría de los modelos climáticos puestos en práctica hasta ahora. “La señal del calentamiento global es mucho más fácil de detectar en los océanos que en la superficie terrestre”. Este incremento de temperatura hace que veamos alteraciones en la fauna y flora que habitan los mares y océanos, a parte del incremento del nivel del mar por el deshielo de los polos.

Los océanos,  son la principal memoria del cambio climático, absorben aproximadamente el 93 % del desequilibrio energético de la Tierra, que se crea por el aumento de los gases contaminantes que determinadas actividades humanas desprenden a la atmósfera. Si no se toman medidas, concluyen los investigadores, a partir del año 2080 los océanos se habrán calentado seis veces más de lo que lo han hecho los pasados 60 años, el mismo periodo de tiempo que el contemplado en dicha previsión.

Artículo científico de referencia:

How fast are the oceans warming? Lijing Cheng, John Abraham, Zeke Hausfather, Kevin E. Trenberth. Science 11 Jan 2019: Vol. 363, Issue 6423, pp. 128-129 DOI: 10.1126/science.aav7619

CambioClimático

El Cambio Climático

El cambio climático un problema agudizado de nuestro tiempo y sus consecuencias pueden ser devastadoras si no trabajamos para la reducción  drástica,   la dependencia de los combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero. Algunos de los efectos perceptibles  y que ponen de manifiesto al grave deterioro que nos encontramos en nuestro planeta con datos como:

  • La temperatura media mundial ha aumentado ya 1,1°C desde la época preindustrial
  • El período 2015-2019, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), será probablemente el quinquenio más cálido jamás registrado
  • La tasa de subida del nivel del mar ha ascendido a 5 mm al año en el quinquenio 2014 -2019

Pero hoy también estamos viendo los impactos económicos y sociales, que serán cada vez más graves, como:

  • Daños en las cosechas y en la producción alimentaria
  • Las sequías
  • Los riesgos en la salud
  • Los fenómenos meteorológicos extremos, como danas, tormentas y huracanes
  • Mega-incendios

En los peores escenarios probables que los expertos reflejan, el aumento de temperatura podría llegar a los 4,8 ºC para final de siglo. El cambio climático es un problema global que alcanza una perspectiva ambiental, política, económica y social en la que las peores previsiones también implican enormes pérdidas económicas. Y es que cuanto más tardemos en actuar, mucho más elevadas serán las inversiones para la adaptación al aumento de la temperatura.

El 79% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea son debidas a la quema de combustibles para usos energéticos o de transporte, según datos de Eurostat.

Todavía en 2017, el 91% de la energía usada en España provenía de fuentes no renovables como combustibles fósiles o energía nuclear. De hecho España, junto con otros cinco países de la Unión Europea, acumulan alrededor del 70% de todos los gases de efecto invernadero del continente. Fuente: Greempeace.

Cómo podemos resolver el problema:

El sector energético, debido a su uso de energías sucias —petróleo, carbón y gas—, es uno de los mayores contribuidores al calentamiento global. Unas 90 empresas son responsables de casi las dos terceras partes de las emisiones mundiales. En España, las grandes empresas siguen generando  buena parte de su producción  usando fuentes no renovables, por eso la sociedad en su conjunto ha de trabajar  para que este modelo insostenible cambie y se acelere la transición a un sistema energético eficiente, inteligente, 100% renovable y democrático.

La revolución energética en manos de la ciudadanía es el camino: con las energías renovables se conseguirán paliar los efectos del cambio climático y lograr una eficiencia energética que generará puestos de trabajo y reducirá los costes de electricidad. Necesitamos prescindir de los combustibles contaminantes y de la energía nuclear y aumentar la participación de la ciudadanía para que se beneficie de la transición renovable.

Qué puedes hacer tú

¡Actúa con tu consumo! Adoptando unas sencillas medidas de eficiencia energética en tu casa ahorrarás dinero y contribuirás en la lucha contra el cambio climático. Aquí te proponemos algunas.

Quieres recibir más artículos como este, suscríbete a nuestros boletines:

    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir!

    Deja un comentario